lunes, 4 de marzo de 2013

Un corazón más amplio que los océanos...

PRIMERA PROFESIÓN RELIGIOSA DE LIDIA TROYA CÁCERES

El mes de febrero ha sido un mes muy especial para las hermanas de la Delegación de las Discípulas del Divino Maestro en España. El día 10 de febrero, fiesta de Santa Escolástica y aniversario de fundación de la congregación, la novicia Lidia Troya hacía su primera profesión religiosa en la parroquia Santa Teresa de Toledo.

Desde que Lidia nos conoció, hace ahora cinco años y medio, estuvo vinculada especialmente a la pequeña comunidad de Toledo, que sirvió de mediación y puente para que ella conociera la Congregación. Allí vivió año y medio, durante el prepostulantado y postulantado, y adquirió una visión pastoral de nuestro carisma y misión. Allí tuvo su primera experiencia de fraternidad y allí se entusiasmó con los caminos posibles de servicio a la Iglesia y a la humanidad de nuestro tiempo, tal y como es ahora, en sus búsquedas espirituales, sus necesidades y su alejamiento de Dios. Por eso Lidia ha querido hacer su primera profesión en Toledo, como un signo de la Presencia de Dios en medio de esa comunidad eclesial y con toda la Familia Paulina convocada para la celebración. Y también ha querido hacerlo en Toledo como un testimonio, para numerosos jóvenes, de que Dios sigue llamando, enamorando y atrayendo al proyecto del Reino que Jesús inició.

Así pues, y tras dos años de noviciado en Roma en los que hizo camino con una joven italiana (Josefina) y otra polaca (Magdalena), acompañadas por su maestra Sor Santina y por la comunidad de noviciado constituida por dos hermanas más y dos novicias de primer año (Gracia y Guida), llegó el día de su consagración al Señor en esta parroquia, cuya patrona es la mística española Santa Teresa de Ávila.

El rito de consagración tuvo lugar durante la Eucaristía de las familias, a las 11 de la mañana, presidida por el Vicario General de la diócesis, don Ángel Collado, y con la participación del párroco don Amadeo Galán, del superior provincial de la SSP, don Juan Antonio Carrera, y de otros sacerdotes amigos. En la celebración estuvieron presentes numerosos familiares y paisanos de Lidia, numerosos amigos de Toledo, miembros de la Familia Paulina y un nutrido grupo de pías discípulas venidas de toda España a acompañar a Lidia en este paso tan importante para ella y para todas nosotras.


Familiares y amigos llegados de Benalúa en la casa de Ejercicios de los Carmelitas Descalzos de Toledo
La celebración fue hermosa. Los cantos, las flores, los signos, los carteles… todo invitaba a celebrar en la belleza, la entrega de una vida a Dios, en el amor, para una tarea a realizar. “Tened un corazón más amplio que los océanos: Amad a todos”, rezaba uno de los carteles que ambientaban el templo. Una frase de nuestro fundador, el beato Santiago Alberione, que Lidia ha querido tener como lema para ese día y para su camino. Había otro cartel: un enorme girasol con un SÍ rotundo y único. Como el girasol que busca constantemente la luz del sol y acompaña su giro, así Lidia quiere que su vida esté siempre orientada a Dios y a su deseo. “Yo soy para mi amado y hacia él tiende mi deseo”  (Cant 7,11).  Lidia, como María y los santos de todos los tiempos, con su ha querido consentir al proyecto de Dios sobre ella.

La celebración de la profesión de Lidia no terminó el día 10. Muchos paisanos suyos, que querían venir a Toledo, no tuvieron ocasión de ello y decidimos ir a Benalúa de las Villas para celebrar una Eucaristía de Acción de Gracias por este acontecimiento. Así lo hicimos el día 24 de febrero. Ambientamos nuevamente la iglesia de Benalúa, preparamos cantos nuevos, y una parte de nuestro coro Betania, formado por niños, jóvenes y mujeres adultas de la parroquia Santa Teresa, junto a sus esposos, viajó también al pueblo de Lidia para animar la Eucaristía. ¡Con cuánto cariño ellos prepararon esta celebración y con cuánta hospitalidad y amabilidad fuimos recibidos y hospedados en su pueblo por su familia y por amigos cercanos! El párroco también fue muy amable y disponible a tal evento. Allí Lidia pudo dar testimonio, una vez más, de la belleza de la vocación religiosa ante la numerosa asamblea de su tierra natal.
Agradecemos a Dios el regalo de esta hermana y compañera de camino y de misión. Agradecemos a todas las personas que ayudaron a que estas fiestas fueran hermosas y llenas de alegría. Y le pedimos al Señor que no deje de enviar hermanas que trabajen en el anuncio de su Nombre, Jesús Maestro, Vida de la humanidad y en la venida de Reino, en el mundo y en el tiempo que nos toca vivir.

Chicas y chicos del coro en Granada.
En la parroquia de Benalúa de las Villas
............................................................

ÁLBUM DE FOTOS

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Mi comentario?. Un gracias de corazón por haber podido vivir ese día GRANDE. Comparto todo cuanto has dicho, en verdad, es lo que hemos gustado ese día. No solo haciendo un nº mas sino CELEBRANDO CON ELLA NUESTRA VIDA.
Esperanza

Lidia dijo...

Líneas preciosas que recogen lo hermoso que hemos vivido a lo largo del mes. Gracias, hermana. También a ti, Esperanza, por saber celebrar y acoger. Besitos

Anónimo dijo...

Muy estimada Lidia, viví ese dia con mucha intensidad y fuertemente emocionada en acción d gracias por el camino recorrido y la entrega de tu vida. Como escribí a Conchhi aquel día bendigo vuestro recorrido juntas. Viví la fiesta d Sta Escolástica con profundo gozo, como la primera vez ya dentro con ese amor que contagiaba nuestra amada Paula.
Sinceramente Gracias y q NUNCA TE FALTE LA SONRISA Y LA ILUSIÓN EN ESTE HERMOSO CAMINO. Un abrazo con cariño
María del Pilar Casarrubios ddm

Conchi pddm dijo...

Mi querida Pili:
Gracias por tus palabras, por tu cercanía, por tu comunión, por tu bendición, por tu gozo...
Sigo contando con tu oración siempre.
Un abrazo